Cuidados de las piezas

    En este apartado queremos daros algunos consejos sobre cómo lavar, tender, planchar y guardar nuestras piezas. En general no necesitan un cuidado especial, solo tener algunas precauciones, vamos a detallaros cómo lo hacemos nosotros.

Lavado: Todas las piezas aconsejamos que se laven a mano en agua fría, con detergente neutro o suave y sin retorcer. En los casos de alfombras, colchas o cortinas, como suelen ser de tamaño grande, si vuestra lavadora lo permite, hacer un lavado muy corto para ropa delicada o lana, sin centrifugado, cuando acabe, podéis poner el centrifugado de menos revoluciones que tenga vuestra lavadora, contar hasta cinco y pararla. Si no podéis hacer esto, es mejor que lavéis a mano o en una lavandería indicándoles el material que sea.

Tendido: Las piezas pueden tenderse en horizontal, pero como así ocupan mucho espacio, para tenderlas en vertical y que no se os marquen, podéis enrollar una toalla en la cuerda y cogerla con pinzas para que nos se os mueva. Ponéis la pieza sobre la toalla de manera que queden los dos extremos abajo y las sujetáis con pinzas por abajo (en los extremos). Nosotros como lavamos y tendemos varias al mismo tiempo, hemos colocado una manguera de jardinería en la cuerda de tender y sobre ella ponemos las piezas mojadas para que no se marquen. Al ponerlas les damos con las manos hacia abajo, para quitar el exceso de agua y posibles arrugas.

Planchado: Casi todas las planchas vienen con indicaciones de temperatura según el tipo de tejido, nosotros siempre las planchamos con vapor.

-Lana, alpaca, (pelo de animal), a temperatura suave, podéis poner un paño encima, pero esto es cuestión de gusto.

-Algodón, lino, ramio, cáñamo, rayón, yute a temperatura fuerte. Son los más agradecidos. El lino y el cáñamo plancharlos siempre húmedos (sin gotear), os quedarán impecables.

-Seda, a temperatura media, no presenta ninguna complicación.

Guardado: Las cajas que llevan nuestras piezas de seda, pañoletas y chales las podéis usar para guardarlas y tenerlas bien colocadas, listas para usar.  Las demás, podéis doblarlas por la mitad y enrollarlas a todo lo largo sobre si mismas. Con esto conseguimos que tengan solo una doblez en el centro y ocupen poco espacio, va muy bien sobre todo para las alfombras. En el caso de la lana, como pasa con todas las prendas de lana, si tenéis la sospecha de que puedan ser atacadas por polillas, podéis ponerles bolitas contra polillas, las hay de distintos olores en el mercado o impregnar un algodón con aceite esencial de cedro o lavanda y renovarlo de cuando en cuando.

Anuncios

Una respuesta a Cuidados de las piezas

  1. jasmin dijo:

    esta interesante

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s